¿Cuáles son los autoengaños que llevan a procrastinar?


Dejar para mañana lo que puedes hacer hoy: 4 autoengaños que llevan a la procrastinación


miércoles, 3 de agosto de 2022

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” es una frase tan conocida como poco aplicada. Lo cierto es que dejar para mañana lo que puedes hacer hoy es algo sumamente común. Descubre cuatro autoengaños que suelen decirse a sí mismas las personas y llevan a la procrastinación.




Hay autoengaños, trampas mentales que llevan a las personas a dejar para luego las responsabilidades que deberían hacer con tiempo. Descubre cuáles son y si sueles utilizar alguno de estos cuatro engaños:

1. “Hoy me acuesto más tarde y lo hago”

Pensar que utilizar tiempo en el que el cuerpo debería estar descansando para hacer lo que no se hizo durante el día es una buena idea no sólo no lo es: es un gravísimo error. Además de ser un hábito poco saludable, si el cuerpo y la mente no descansan las horas suficientes cuando deben hacerlo, al día siguiente es probable que no se rinda de la manera adecuada. 

Los profesionales de la salud aseguran que dormir entre siete y nueve horas es lo ideal para que el organismo descanse correctamente y pueda cargar energías para el día que le sigue.  Un cerebro poco descansado y una persona somnolienta no son capaces de rendir como deberían en la jornada laboral y tampoco de cumplir obligaciones, por más sencillas que parezcan ser. 

2. “Aún no he descansado lo suficiente”

Los descansos en períodos laborales y la procrastinación antes de iniciar una jornada laboral son un arma de doble filo. Por un lado, es una buena idea para recobrar energías antes de afrontar las responsabilidades, pero por el otro, dilatar excesivamente el momento de empezar con las tareas diarias hace que luego el tiempo no alcance.

Es lógico que, al estar pensando en distracciones, puedas sentir frustración al tener que comenzar a trabajar, pero no rendirás mejor si lo aplazas, todo lo contrario. Cuanto antes comiences, antes terminarás y podrás disfrutar el momento recreativo sin pensar que deberías estar asumiendo una responsabilidad que no estás cumpliendo. 

3. Creer que cuanto más trabajo acumulado haya, mayor motivación se va a encontrar para llevarlo a cabo

Tener muchas tareas acumuladas no motiva a empezar a trabajar, al contrario, inconscientemente se recarga tanto el cerebro que se busca evitar el momento de hacerle frente a las responsabilidades cada vez más.

Tener una visión distorsionada del rendimiento personal en momentos de crisis, el “yo actúo mejor bajo presión” o creer que se rinde mejor en situaciones críticas no ayuda. Son concepciones erróneas que lo único que generan es mayor frustración y menor rendimiento. 

Las personas rinden mejor cuando se organizan mejor. Si hay demasiado trabajo pendiente, es normal que se estresen y sientan un malestar intenso que acapara todo el día. Si tienes que estudiar y lo aplazas, cada actividad que realices la harás pensando en que deberías estar estudiando. Al fin y al cabo no puedes disfrutarlo por completo, ni desconectarte ni avanzar.

Poner manos a la obra lo más temprano posible hará que te liberes antes y puedas disfrutarlo en su totalidad. Lo que refuerza la autoestima es pasar de las ideas a los hechos, teniendo la disciplina necesaria para gestionar el tiempo de forma adecuada y lograr buenos resultados. Hay un dicho muy conocido: “rápido y bien, no hay quién”. Inicia tu trabajo cuanto antes.

4. “Aún no estoy listo” y el miedo a fracasar

El miedo latente al fracaso es un motivo clásico por el que las personas tienden a procrastinar en su trabajo o actividades diarias. Uno de los grandes obstáculos que se presentan es considerar o tener la falsa creencia de que no harán bien el trabajo, que otra persona podría hacerlo mejor o que no serán capaces de terminarlo. Esa manera de pensar impide sacar lo mejor de uno mismo. 

Es importante poder desligarse del miedo, abandonarlo y modificar la forma de pensar. No se trata de tener pensamientos positivos, sino más bien críticos. Las preguntas tienen que ser del estilo:

  • ¿Puedes hacerlo mejor?
  • ¿Estás dando lo mejor de ti?
  • ¿Qué te está siendo falta para llevar a cabo tus tareas de la mejor manera?

Así sabrás qué te falta dentro de tu potencial, evitarás las comparaciones y la frustración y podrás auto-superarte día a día. Es normal que tengas miedo de no hacer un buen trabajo, pero jamás podrás lograrlo si te repites constantemente que no puedes hacerlo. Sí puedes, lo más importante es que des lo mejor de ti mismo. 

Estudiar en Línea en Colombia

Ahora que sabes que eres capaz de hacer todo lo que te propongas, una buena idea es comenzar a estudiar. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, empezar una carrera universitaria te ayudará a crear disciplina y entender que, cuando no procrastinas, puedes llegar muy lejos. En Estudiar en Línea Colombia encontrarás una amplia variedad de ofertas académicas que pueden ser de tu interés. 


Para obtener más información completa el formulario que se encuentra disponible en este sitio y un asesor estudiantil se comunicará contigo a la brevedad.





Solicita Información Sobre Precios, Fecha de Inicio y Modalidad de Cursado



Al solicitar informes autorizo a estudiarenlinea.co, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a cualquiera de las universidades y programas existentes en el territorio colombiano.